Biomasa

Nuestra cooperativa apuesta por la biomasa de origen vegetal que es la más próxima y la que genera y regenera nuestra tierra, rica en Sol y bosques.

Su proceso en términos energéticos podría definirse:

“Las plantas transforman la energía del Sol en energía química a través de la fotosíntesis, y parte de esta energía queda almacenada en forma de materia orgánica; esta energía química se puede recuperar quemándola directamente (leña) o transformándola en combustible (pellet)”

 

La BIOMASA, como fuente de energía renovable, se caracteriza por:

  • Estar considerada como inagotable y sostenible siempre y cuando se respeten las cantidades del ecosistema que explota
  • Reduce el riesgo de plagas e incendios en los bosques
  • Mejora las masas forestales haciendo que el bosque crezca más y mejor

 

TIPOS

Biomasa natural

La biomasa natural es la que se produce en ecosistemas naturales. La biomasa natural se produce sin la intervención del hombre para potenciarla o para modificarla. Se trata fundamentalmente de residuos forestales:

  • Derivados de limpieza de bosques y de restos de plantaciones
  • Leñas y ramas
  • Coníferas
  • Frondosas

Biomasa residual

La biomasa residual es la generada en las actividades humanas que utilizan materia orgánica. Su eliminación en muchos casos supone un problema. Ventajas en su utilización:

  • Reduce la contaminación y riesgos de incendios
  • Reduce el espacio en vertederos
  • Los costes de producción y transporte pueden ser bajos
  • Evita emisiones de CO2
  • Genera puestos de trabajo
  • Contribuye al desarrollo rural

 

FORMATOS

En la cooperativa de Les Atxes nos centramos en la BIOMASA NATURAL, en el aprovechamiento de residuos forestales, restos de poda, residuos de la industria de la madera, papelera o agroalimentaria. Los formatos más comunes de este tipo son:

  • leña
  • astilla
  • pellet
  • hueso de aceituna
  • cascarilla de almendra
  • cascarilla de piñón
  • por su calidad y eficiencia queremos destacar el uso del pellet como alternativa más válida a nivel de uso doméstico e industrial.

 

PELLET

El pellet se produce a partir de pequeñas porciones de materia 100% vegetal presurizada y deshidratada a niveles muy bajos de humedad (inferior al 10% aproximadamente). La propia lignina de la madera hace de aglomerante natural dando lugar a una composición densa y dura que proporciona un gran poder calorífico (5.00 Kwh / Kg aprox.). La alta eficiencia al quemarse provoca que genere menos del 1% de ceniza.

Hay diferentes certificaciones de ámbito europeo, alemán, catalán, etc ... que garantizan el origen sostenible y de calidad de la materia vegetal usada para la fabricación del pellet.

"Desde las antorchas recomendamos firmemente hacer uso de pellet de calidad, mejora la eficiencia de los aparatos y alarga su vida útil"

 

EMISIONES de CO₂

La BIOMASA se puede considerar como un "pila" cargada de energía solar ya que las plantas utilizan esta energía para capturar CO₂ y agua a través de la fotosíntesis. Es un combustible no fósil y neutro desde el punto de vista del ciclo del Carbono (ciclo natural entre la tierra y el aire).

Las emisiones de CO₂ que se producen no alteran el equilibrio de la concentración de Carbono atmosférico, y por tanto no incrementan el efecto invernadero. Su uso contribuye a reducir las emisiones de CO₂ en la atmósfera siempre que sustituya a un combustible fósil.

Realmente si que se produce CO₂ como resultado de la combustión de la biomasa, pero es el CO₂ que absorben y liberan continuamente las plantas y árboles para su crecimiento y no es el CO₂ capturado en el subsuelo a lo largo de miles de años como sucede con los combustibles fósiles.

"Es, de los combustibles comunes, el más limpio, eficiente y sostenible"

 

USOS Y RENDIMIENTOS

El pellet se utiliza tanto para uso doméstico como industrial. En los hogares es cada vez más habitual el uso en estufas y calderas tanto para la calefacción como para el agua caliente de uso sanitario. Para industrias también hay un uso de confort en cuanto a generadores de calor para calentar el ambiente pero también existen quemadores que pueden sustituir otros aparatos de gasóleo como en panaderías o talleres de chapa y pintura que tienen grandes consumos durante todo año.

Es posible también generar electricidad mediante la combustión de biomasa en una gran central, precisa de sistemas complejos que requieren elevadas inversiones. Estos tipos de plantas suelen tener rendimientos bajos del orden del 30% (de cada 10kWh que tiene la madera que entra, se aprovechan unos 3kWh en forma de electricidad). Es por eso que es más eficiente hacer un uso en calderas para calefacción donde se supera el 90% de rendimiento (de cada 10kWh salen unos 9kWh).

 

MARCO REGULATORIO  

El marco regulatorio de la Biomasa está compuesto por varias leyes de las que destaca el RD 661/2007, que regula la producción de energía eléctrica en régimen especial, y la Ley 43/2003 de Montes, que Garantiza la conservación y protección de los montes españoles.

Adicionalmente a las leyes de carácter nacional, existen legislaciones Específicas a nivel regional que deben observarse en cada Comunidad Autónoma.

Pedidos telefónicos
647 584 110
Suministro de
Pellets
Puesta en marcha
Servicio técnico
Profesionales
Certificados